Preguntas frecuentes para nuestros pacientes

El embarazo es un momento de gran sensibilidad, no solo para la futura madre, también para todos aquellos profesionales sanitarios que trabajan con ella.

 

La primera alteración es el exceso de salivación ya que durante el primer trimestre del embarazo puede aparecer un exceso de salivación, que desaparece a partir del tercer mes.

 

Hay una mayor incidencia de caries en la mujer embarazada debido a: alteraciones de la alimentación, variación de los niveles hormonales, alteraciones salivares y erosión dental secundaria a vómitos.

 

A lo largo del embarazo puede aparecer sintomatología de boca seca, incrementando la sensibilidad de la cavidad oral.

 

La variación de los niveles hormonales incita un cambio en la flora oral, detectándose un aumento de Streptococcus Mutans (uno de los principales agentes causantes de la caries) en los últimos meses del embarazo y en el periodo de lactancia.

 

Además las variaciones de los cambios hormonales aumentan el riesgo sanguíneo de la zona gingival, tornándose las encías más delicadas, pudiendo llegar a sangrar al cepillarse. Facilitando el desarrollo de la enfermedad periodontal.

 

La enfermedad periodontal grave es un factor de riesgo para provocar un parto prematuro y /o nacimiento de un niño con bajo peso.

embarazo-en-solitario1

  • Cicatrices queloides : Son cicatrices hipertróficas, abultadas y fibrosas. Son tumoraciones grandes y rojizas (luego se vuelven del color de la piel) y dolorosas al tacto.

 

  • Hipersalivación: La presencia de un cuerpo extraño en la cavidad oral puede llegar a producir una hipersalivación, que puede resultar incómoda y molesta para el sujeto. Esta alteración la sufren más del 60% de los portadores de piercings intraorales.

 

  • Recesión gingival: Un piercing lingual suele provocar recesiones en la cara lingual de los incisivos antero posteriores. Un piercing en el labio inferior causará la recesión en la cara vestibular de los incisivos inferiores. Estas recesiones suelen aparecer entre los 6 meses y los 2 años desde su colocación.

 

  • Infecciones: Si no se emplean las medidas higiénicas adecuadas y no se trabaja en un medio estéril, pueden producirse infecciones locales que pueden incluso llegar al torrente sanguíneo y diseminarse a otros órganos.

 

  • Traumatismo: En el caso del piercing en la lengua, el traumatismo puede ocasionar pérdida del sentido del gusto, del tacto, disminución de la capacidad de hablar y deformidades, así como un gran dolor debido a la formación de hematomas que pueden llegar a encapsularse e infectarse.

 

  • Fisuras y fracturas dentales: Con los piercings intraorales se puede crear el hábito de empujarlo contra el diente, ocasionando pequeñas fracturas o fisuras del esmalte dental, ocasionando hipersensibilidad dental. El 80% de los portadores de piercings intraorales sufren algún tipo de pérdida de estructura dentaria.

pircing

Las alteraciones de la función inmunitaria, cicatrización y metabolismo del colágeno de estos pacientes incrementa el riesgo de padecer enfermedad periodontal. A su vez, la enfermedad periodontal es un factor de riesgo en la aparición de complicaciones y el control metabólico en diabéticos.

 

Las úlceras orales son muy frecuentes, destacan las de origen traumático, debido a la fragilidad de las mucosas, con alto riesgo de infección.

 

La caries dental es otro problema asociado ya que pese a la baja ingesta de azúcares, existe un descontrol metabólico y una alteración de la composición de la saliva.

 

La enfermedad periodontal es más frecuente en personas con diabetes que en la población sana.

 

Existe alta predisposición en enfermos diabéticos a la candidiasis oral, por un aumento de la concentración de glucosa en saliva. Se manifiesta con sensación de quemazón en mucosas orales, enrojecimiento de las mismas y en algunos casos, aparición de formaciones blanquecinas.

 

Además existe mayor frecuencia de aparición de infecciones tras extracción de piezas dentarias y cirugías en la cavidad oral.

diabetic

Para prevenir la caries, es fundamental realizar una buena higiene bucodental después de cada comida con un buen cepillado dental, generalmente con uno de dureza media bastará para limpiar correctamente.

El cepillado dental ha de realizarse durante 2/3 minutos.

 

  1. Apoye los filamentos del cepillo en la superficie dental en dirección a las encías con una inclinación de 45º.
  2. Realice un suave movimiento de arrastre desde la encia al final del diente.
  3. A continuación, arrastre los filamentos por la superficie dental y en dirección a la cara de masticación.
  4. Cepillar las zonas de la masticación en sentido horizontal y con movimientos cortos.

 

El cepillado dental no es suficiente es difícil alcanzar los espacios interdentales utilizando solo el cepillo dental. Por ello es básico realizar una higiene interdental con cepillos interdentales o la seda dental.

    1. Introducir el cepillo interdental de forma que sean los filamentos los que estén en contacto con los dientes y no el alambre.
    2. Mover el cepillo de dentro hacia fuera sin hacerlo girar.

 

Para usar sistemas de limpieza como la seda o hilo dental debemos de:

    1. Tensar la seda e introducirla entre los dientes, desplazándola de dentro hacia fuera.
    2. Repetir la misma operación con el resto de dientes utilizando siempre un trozo limpio de seda.

 

 

descarga

 

Los implantes dentales en su gran mayoría están fabricados con titanio quirúrgico, material que ha demostrado ser biocompatible, bioinerte, estable y con capacidad de integrarse con el hueso. Además tiene una buena tolerancia con los tejidos blandos.

 

Por tanto la posibilidad de que produzca una reacción de rechazo o alguna alergia a este material es prácticamente imposible.

 

Sin embargo durante los meses siguientes a su colocación, los implantes pueden sufrir complicaciones que derivan en una falta de osteointegración y deben ser retirados.

 

Estas situaciones no son frecuentes y se deben a situaciones como: infecciones de la zona operada, alteraciones de los procesos reparativos del organismo que se da en los pacientes fumadores y estrés y sobrecarga funcional producida por la prótesis.

implante-dental

Si la encía sangra es porque está inflamada, y si está inflamada es porque algo produce inflamación. La encía sana debemos de saber que no sangra.

 

El principal factor causante de la inflamación es la placa dental.

 

La placa dental es un acúmulo de los diferentes tipos de microorganismos(aerobios, viven en presencia del oxígeno y anaerobios, viven en ausencia del oxígeno)rodeados por una matriz de origen salivar y microbiana.

 

Anteriormente se llamaba placa bacteriana pero cambió su nombre debido a que se descubrieron otros tipos de microorganismos en su composición bacteriana (hongos, virus).

 

Por tanto la cuestión es sencilla, si hay placa hay inflamación y sangrado, si no hay, la encía no sangra.

Gingivitis1-500x333

Los procedimientos quirúrgicos de los implantes dentales habitualmente se realizan con una molestia mínima o nula.

 

Se realizan en la mayoría de casos con anestesia local, igual que en muchos tratamientos solo se percibe la sensación de presión o ruido.

 

En el postoperatorio puede aparecer una molestia ligera al cesar el efecto de la anestesia, en ocasiones puede ser más intensa.

 

En algunas personas puede aparecer a las 24 horas de la intervención inflamación y hematoma. Estos problemas suelen desaparecer al cabo de los días y son fenómenos normales ya que se deben a una reacción reparadora de los tejidos.

Extraccion-de-implante

El tabaco influye negativamente en los resultados del tratamiento con implantes dentales.

 

Entre los efectos negativos podemos decir que hay una disminución del aporte sanguíneo al hueso, a la encía y a la mucosa que lo rodea, retrasa la cicatrización, hay una alteración de los tejidos blandos de la boca, facilita la aparición de infección de la zona operada y disminuye la capacidad de reparación al actuar sobre las células que se encargan de ello.

 

Con ello diremos que el porcentaje de fracaso es mayor en los pacientes fumadores que en los no fumadores.

tabaco-2-z

Es una anomalía de los hábitos masticatorios caracterizada por rechinar y apretar los dientes en forma excesiva.

 

Esta anomalía es destructiva para las piezas dentales, generándose grandes desgastes de las piezas dentales y dolor orofacial.

 

Hay dos tipos de bruxismo, el diurno que sobrecarga las músculos maseteros al apretar los dientes y el nocturno que predomina el rechinamiento de los dientes y en ocasiones puede existir también apretamiento.

 

Los factores de riesgo son de tipo psíquico(ansiedad, stress),externo o los llamados desórdenes oclusales (malposiciones dentales) y asociados al sueño o también llamados desórdenes de los ciclos del sueño REM.

 

Por ello se deben de seguir una serie de consejos:

  • Reducir la actividad al atardecer, descansa una hora antes de ir a dormir
  • Utiliza técnicas de relajación antes de ir a dormir
  • Evita alcohol, café y otras sustancias excitantes horas antes de ir a dormir
  • No fumar, y si no es posible, evita fumar al inicio del anochecer
  • Utiliza protectores bucales adaptados individualmente para evitar el deterioro dental

bruxismo

Mayor susceptibilidad a traumatismos:
La protrusión de incisivos superiores puede incrementar las probabilidades de lesiones dentales.

 

Hipersensibilidad dental:
La mala posición de las piezas dentales generan zonas de fricción que acelera el desgaste del esmalte de estas piezas.

 

Enfermedad periodontal:
La mala posición dental genera zonas de difícil acceso para su completa higiene, por lo que se acumulan bacterias que causaran irritación del tejido gingival y gingivitis.

 

Caries dental:
La malposición dental genera zonas de mayor acumulación de restos alimentarios de difícil limpieza, lo que facilita la aparición de caries.

 

Problemas en ATM:
Una maloclusión mandibular puede ocasionar problemas artrósicos (por desplazamiento del cóndilo), masticatorios y de deglución y dolores locales e irradiados.

Un correcto tratamiento con ortodoncia evitará dichos problemas.

fotonoticia0150815085933_1280

La impactación de un diente consiste en que este no puede erupcionar al quedar incluido en el hueso o encía.

 

La impactación es causada porque un diente bloquea a otro que está erupcionando. La más frecuente es la impactación del tercer molar o muela del juicio.

 

Los síntomas que pueden aparecer son dolor en la encía o la arcada dental, inflamación en la encía que rodea el diente provocada por restos atrapados (pericoronitis) y cefalea o dolor mandibular prolongado.

 

La presión de los dientes impactados también puede provocar una mala alineación de los dientes cercanos. En las impactaciones sintomáticas se suele recomendar la extracción.

3molar

 
 

©2015 Dentista en Puerto de Sagunto | Clinica Dental Revert

Diseñado y Desarrollado por Corem Web